sábado, 25 de diciembre de 2010

¡Qué bello es vivir!

Hace ya un mes que las principales cadenas de televisión y los grandes almacenes nos bombardean con películas de sobremesa, anuncios interminables de juguetes y perfumes, e incluso desde agosto estamos comprando ilusión para el día 22 de diciembre, y todo esto para que vivamos y sintamos lo que se denomina “el espíritu de la Navidad”. No dudo, o prefiero pensarlo así, que ese espíritu nos invade a todos (y sino prueba a escuchar un villancico en agosto) y con ello intentemos ser más buenas personas y regalar más de vez en cuando una sonrisa, haciendo sentir o sintiéndonos así un poco más felices que durante estos días tan entrañables y familiares nos acordemos de los que por unas razones u otras no están cerca de nosotros.

El cine ha reflejado muy bien lo que la Navidad representan en nuestras vidas, ya que incluso se podría decir que el cine Navideño es ya de por sí un género propio. Dejando atrás los telefilmes que estos últimos fines de semana algunas cadenas nos intentar colar, es de destacar varios títulos que ya son grandes clásicos no solo de este género, sino del cine en general. Algunas de estas grandes películas, entre otras más, destacaría la sombría y genial “Pesadilla antes de navidad”, la familiar y divertida “Solo en casa”, la mordaz e irónica “Plácido”, la romántica “Love actually”, la tierna y lacrimógena “La gran familia” o la más cañera y bizarra de todas “El día de la bestia”. Pero si tengo que nombrar la película navideña por antonomasia, la mejor de todas del género, esa sin lugar a dudas, es “¡QUÉ BELLO ES VIVIR!”


Y es que “¡Qué bello es vivir!” es una bellísima película, tierna, sentimental, incluso a veces cómica, la cual está entre mis preferidas, y que cada año las televisiones en estos días la emiten, incluso como este año la han programado en varias de ellas.
Dirigida en 1946 por Frank Capra e interpretada por el siempre genial James Stewart (con la entrañable voz de Jesús Puente, en la versión doblada), la guapísima Donna Reed y Lionel Barrymore en un papel perfecto para él haciendo de viejo gruñón y codicioso.

La historia nos cuenta la vida de George Bailey, un joven soñador que por motivos del fallecimiento de su padre muy a pesar suyo se tiene que hacer cargo del negocio familiar. Forzado a vivir para siempre en su pueblo llega a casarse con la guapísima y bondadosa Mary, con la que llega a tener cuatro hijos. Son personas humildes y sencillas que ayudan a toda la comunidad siempre que pueden, sobreviviendo al ambicioso Sr. Potter que es dueño de casi todo el pueblo y que lleva años queriendo hundir, siempre sin conseguirlo, el negocio de los Bailey. Hasta que el día antes de Navidad por una importante pérdida de dinero, su negocio está en bancarrota y George decide que lo mejor es suicidarse. Es cuando aparece en escena su ángel de la guardia, el bonachón e ingenuo Clarence salvándolo y quitándole esa idea de la cabeza enseñándole como fuese sido la vida de su pueblo y de sus familiares si él no fuese nacido nunca.



Primeras escenas de "!Qué bello es vivir!"

Es en esta parte de la historia cuando uno se pone a recapacitar en que situación o como estaría el mundo sin que nosotros fuésemos sido parte de él. Como sería la vida sin que nosotros nunca hayamos actuado, que hubiese pasado si esa vez de pequeño no hubiésemos evitado ese pequeño accidente, si nuestros padres sería exactamente igual de lo que son ahora mismo, como sería o con quién estaría nuestra pareja, si nunca habrían nacido nuestros hijos…, parece increíble lo que una sola persona afecta al resto de los que están a su alrededor y a la comunidad en la que vive y el bien que le hemos hecho.

Con Clarance, su ángel de la guarda

Aunque cinematográficamente hablando la película se le puede encontrar algunos pequeños defectos, también tiene algunas escenas muy emotivas como la primera noche de bodas de la pareja protagonista, cuando George reparte el dinero de su viaje de novios a sus vecinos o cuando descubre amargamente la situación de su pueblo y especialmente de su mujer si él nunca fuese nacido. Pero la parte más emotiva y conmovedora son los últimos minutos de la película, donde, no me importa decirlo, siempre acaba uno con lágrimas en los ojos y es que “¡Qué bello es vivir!” tiene una magia especial que difícilmente otras películas pueden llegar a tener.

Es por lo que esta película tan especial se te queda desde la primera vez que la ves guardada para siempre en el mejor lugar del alma, ya que es un canto a la esperanza, a la amistad, al amor y sobre todo a la vida y más en estos tiempos de crisis donde no hace falta tener dinero para ser rico, simplemente tener familia y amigos que te quieran y te cuiden cuando uno más lo necesite.

Como anécdota, preciosa anécdota, contarles que tengo un conocido que todas las nochebuenas después de la cena, se mete en la cama de matrimonio junto a su mujer y sus dos hijos para ver y disfrutar “¡Qué bello es vivir!”,… eso es vivir la vida.

Y recordad, como dicen en la película, cada vez que escuchéis unas campanitas es porque un ángel se ha ganado sus alas.

Para tod@s, de corazón, FELIZ NAVIDAD

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Woody Allen

Woody Allen cumplió el pasado 1 de diciembre 75 años y leyendo el extenso y completo artículo que la versión digital del diario “El País” dedicó a tan genial actor, director y guionista me decidí por fin a escribir algo en este blog sobre uno de los más grandes cineastas que ha dado la historia del séptimo arte. Así que el pasado viernes me hice mi pequeño homenaje a Woody Allen, ya que después de ver por televisión una de las más conocidas y mejores como es “Annie Hall”. Luego me puse en DVD una comedia y un drama, ya que “Melinda y Melinda” nos cuenta en una sola película estos dos caminos opuestos que pueden llegar a suceder con la entrada de una joven en la vida de sus vecinos.


Llevaba ya algunos meses esperando el estreno en septiembre de 2010 de su última película “Conocerás al hombre de tus sueños” para poder comentarla aquí. Así que tenía pensado una vez vista la película hablar sobre ella pero ésta me pareció bastante floja, me decepcionó un poco, algo muy raro en una cinta firmada por él y eso que ésta tenía para mí un valor añadido y es que cuando estuve en Londres en el verano de 2009 volviendo de un crucero por Regent`s Canal (que va desde el cosmopolita barrio de Camden hasta Little Venice) nos enteramos, al ver un gran despliegue técnico que en el interior de la casa por donde estábamos pasando muy cerca de Warwick Avenue, de que estaba rodando Woody Allen, junto a Anthony Hopkins, Antonio Banderas y Naomi Watts. Así que podéis imaginar la ilusión de me hizo saber que podría presenciar algo del rodaje, cosa que no tuvimos ocasión de disfrutar, ya que en la corta espera que hicimos no apareció ni salió nadie de esa casa de ese barrio tan típicamente inglés.
Por lo que decidí entonces que dejaría la entrada en vez de hablar de una película en particular, para comentar toda su filmografía en su conjunto, siendo esta entrada mi pequeño homenaje a Woody Allen.

Quizás éste sea mi director preferido, desde hace ya muchos años, es por lo que espero con mucha expectación el estreno que cada año nos regala para que podamos disfrutar de su exclusivo y genuino humor, de sus diálogos y sus frases tan inteligentes y de su particular punto de vista sobre la vida, la muerte, el sexo y las relaciones humanas y de pareja. En ellas refleja la relación entre personas en una sociedad urbana de clase media-alta con cierto nivel cultural, en las que los grandes problemas de los personajes están en sus sentimientos y en la solución para una vida más placentera tanto a nivel personal como social. Además con sus películas uno empieza a descubrir y a amar la música que ambientan sus películas como el jazz, disfrutando de la melodía mientras uno lee sus característicos títulos de crédito de letras blancas sobre fondo negro.

En sus más de 35 años de carrera ha rodado algunas obras maestras, muchísimas grandes películas y algunas menos interesantes pero en todas ellas, incluso en éstas últimas te deja algunas perlas que son casi imposibles de dejarlas en el cajón del olvido. Y es que aunque algunas sean mas irregulares siempre mantiene el toque especial y característico de tan genial artista, estando todas éstas siempre por encima de la media de las películas en cartelera.
A mi me suelen gustar las que él protagoniza pero eso no es condicio sine qua non, ya que en la magistral “Match Point” primera película rodada en Londres él no se guardó ningún papel para sí mismo, así que se le esperó con ganas en su siguiente película, “Scoop” que se reserva uno de los papeles más divertidos de los últimos años.

Entre las muy buenas están “Hanna y sus hermanas”, “Delitos y faltas”, “Misterioso asesinato en Manhattan” (de la que también pude ver hace tres años su versión teatral con Quique San Francisco), “Desmontando a Harry”, ”Acordes y desacuerdos”, “Granujas de medio pelo”, “La maldición del escorpión de Jade”, “Un final made in Hollywood”, “Scoop” o “Si la cosa funciona”, sólo por citar algunas de mis preferidas.

Entre las más grandes podría citar varias: “Toma el dinero y corre” siendo la primera que yo recuerdo desde pequeño siendo ésta una de sus primeras películas y de las más divertidas.



Otro de sus grandes clásicos es ya, sin lugar a dudas, “Match Point”, película que se sale en la forma del mundo de Woody, ya que está rodada en Londres y del que renuncia a cualquier toque de comedia, pero en el fondo nos sigue hablando de lo que siempre nos habla, del amor, el sexo, la pasión, el deseo, la muerte, y en este caso de la importancia del factor suerte en la vida con un planteamiento genial que sorprendió muchísimo, siendo ésta una de las mejores películas de los últimos años.



“Annie Hall” comedia junto a una de sus actrices con las que más ha trabajado, Diane Keaton, siendo también sus otras actrices fetiche Mia Farrow en un principio y Scarlett Johansson ultimamente. Este film es la típica comedia de Woody Allen con un personaje a la medida para él, con sus inconfundibles gafas de pasta, sus inseguridades marcadas en sus tics al hablar y con sus ideas sobre las cuestiones afectivas y sexuales que esconden mucho más de lo que aparentemente parece decir, dando lugar a sus pensamientos sobre la filosofía y la vida en general.



A continuación voy a poner algunas frases, de películas o entrevistas, del genial neoyorquino que nos descubren su forma de afrontar la vida, a cual más graciosa e inteligente:

“Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida”
“El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores”
“Sólo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda no me acuerdo”
“En realidad, prefiero la ciencia a la religión. Si me dan a escoger entre Dios y el aire acondicionado, me quedo con el aire”
“El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro”
“En mi casa mando yo, pero mi mujer toma las decisiones”
“La vocación del político de carrera es hacer de cada solución un problema”
“De pequeño quise tener un perro, pero mis padres eran pobres y sólo pudieron comprarme una hormiga”
“No le temo a la muerte, sólo que no me gustaría estar allí cuando suceda”
“¿Existe el Infierno? ¿Existe Dios? ¿Resucitaremos después de la muerte? Ah, no olvidemos lo más importante: ¿Habrá mujeres allí?”
“Tomé un curso de lectura rápida y fui capaz de leerme 'La guerra y la paz' en veinte minutos. Creo que decía algo de Rusia”
“No creo en una vida más allá, pero, por si acaso, me he cambiado de ropa interior”
“No conozco la clave del éxito, pero se que la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo"
“El mago hizo un gesto y desapareció el hambre, hizo otro gesto y desapareció la injusticia, hizo otro gesto y se acabo la guerra. El político hizo un gesto y desapareció el mago"
“Si los seres humanos tuviésemos dos cerebros, seguro que haríamos el doble de tonterías"
“Echo de menos la época donde el aire era limpio y el sexo sucio"
“El sexo es como jugar al bridge. Si no tienes un buen compañero, más vale que tengas una buena mano"
“La masturbación es el sexo con alguien a quien amas"

Aunque si me tuviera que quedar con alguna esa sería “Manhattan” con uno de los mejores arranques de la historia del cine y considerada una de las mejores películas de los 70.


Sus primeros 4 minutos de metraje, son maravillosos con uno de los mejores homenajes que se le pueden hacer a una ciudad, en los que sólo se puede ver imágenes de una gran ciudad y sólo se oye un monólogo con música de fondo, pero claro, esta música de fondo es la impresionante “Rhapsody in Blue” de George Gershwin (compuesta en 1924), el monólogo está escrito e intepretado en off por Woody Allen y la ciudad es Nueva York, ¡Qué más se puede pedir!. Y es que yo si algún día visito Nueva York me gustaría sentarme en un banco justo al lado del río Hudson, mirando junto a mi pareja el puente de Brooklyn y que de pronto empezara a amanecer, se iluminara el puente y escuchando de fondo un tema melódico todo se convirtiera en blanco y negro. En ese día, en ese momento sería completamente feliz.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Postal Antigua: CÓRDOBA

Es sorprendente, a la vez que muy interesante que con sólo a veces teniendo una imagen, unido a una gran curiosidad sobre el tema y la búsqueda de información adecuada lo que se puede llegar a conocer sobre un determinado asunto. Tengo la convicción que es muy bueno interesarse por lo que no llegamos a conocer y nos crea inquietud y es que como dice un proverbio anónimo “La juventud de un ser humano no se mide por los años que tiene, sino por la curiosidad que almacena”.
Todo esto viene a colación de una postal antigua que quería comprarme en la pasada "Feria del Libro Antiguo y de Ocasión", que fue clausurada el pasado 1 de noviembre su trigésima edición. No tuve la ocasión en las tres semanas que ha había estado abierta la feria de ir a Córdoba, es por lo que el último día a última hora de la noche me presenté con el objetivo claro que tenía que hacerme con una postal antigua sobre la ciudad cordobesa o su provincia, ni que decir tiene que la misma tendría que gustarme lo suficiente para hacerme con ella y que el precio no me anulara las ganas de mi pequeño capricho.


Como es normal en este tipo de ferias los libros mas valiosos y antiguos, así como las postales antiguas no están al alcance de los numerosos curiosos que visitan los stands, así que preguntando de caseta en caseta y después de poder comprobar que en la gran mayoría no tenían el artículo que yo iba buscando, en una librería gaditana me dijeron que tenían decenas pero que estaban guardadas por que ya habían empezado a recoger. No sé si fue por la cara que puse, de hecho no sé si cambié mi expresión, o porque me quedé unos eternos segundos esperando callado sin saber que decir esperando a que el librero me dejara verlas, el caso es que me invitó a pasar dentro del mostrador y que les echara un vistazo a las que todavía no tenían empaquetadas ni guardadas.
Después de ojear rápidamente las decenas que tenían de todo tipo de colecciones, como ciudades, costumbres, personajes anónimos, paisajes, ... estaba indeciso entre unas pocas con tema principal los monumentos y rincones más característicos de Córdoba capital. El librero me informó que no sabía la antigüedad de las mismas pero que suponía que sería de los años 20 y es que la gran mayoría no tenía impresionada la fecha de fabricación.


Algunas eran muy curiosas y hermosas con el añadido de que estaban escritas. Éstas habían sido enviadas hace muchos años, por lo que han pasado por ellas cientos de momentos y millones de recuerdos,… quizás por algún triste enamorado pensando en su añorada prometida o por una madre hacia su querido y lejano hijo,... y es que cada letra escrita sería esperada con una júbilo como el que hoy en día casi no nos podemos ni imaginar. Es para imaginar una historia, la historia de personas que ya no están entre nosotros, unidas por un trozo de papel y lo que sintieron al escribir o leer esos trazos angulosos formando un mensaje que a buen seguro tanto significaba para ambos. Así fue como lo supuso Tracy Chevalier al escribir la historia sobre el cuadro de Johannes Vermeer “La joven de la perla”.

Al final me decanté por una preciosa postal y en casi perfecto estado que refleja la Puerta de entrada sobre el Puente Romano.
En la imagen se puede apreciar una deteriorada Puerta del Puente Romano (o como se conocía antiguamente, Puente Viejo) con varios arrieros cargados con sus mulas en una imagen típica de los primeros años del S. XX.

Detalle de la postal

Al fondo se observa los tejados de la Mezquita Catedral de Córdoba destacando sobre el resto el del mihrab, cuya cúpula interior ha sido elegida para inspirar el logotipo de la candidatura de Córdoba a Capital Cultural Europea del año 2016.
Cúpula del Mihrab de la mezquita de Córdoba
y logotipo de Córdoba 2016

También es de destacar la pequeña caseta que se observa abajo a la derecha, actualmente inexistente, cuyo rótulo sobre la puerta indica: “CONSUMOS”. Dicha caseta recibía el nombre popular de fielato, utilizada para el cobro de las tasas municipales sobre el tráfico de mercancías y derechos de consumo, ya que esta puerta era la principal entrada por el sur a la ciudad.

Fielato junto a la puerta de entrada

Quería saber el año de dicha postal ya que en el reverso no lo ponía. Las únicas pistas con las que el impresor me quería ayudar dicen así: “TARJETA POSTAL (UNIÓN POSTAL UNIVERSAL) ESPAÑA” y en un lado, bien pequeño como queriendo pasar inadvertidas: “R. Garzón, fotog., Córdoba-Granada-Sevilla”. Algo es algo, ya sabía que el fotógrafo que captó dicha instantánea fue un tal R. Garzón. Por lo que consultando algunas páginas de Internet descubro que Rafael Garzón Rodríguez (1863-1923) fue unos de los fotógrafos españoles más importantes y activos de finales del siglo XIX del sur de España, por sus colecciones fotográficas de monumentos, calles y escenas costumbristas de ciudades históricas como Granada, Sevilla, Córdoba, Málaga o Cádiz, llegando incluso a ser fotógrafo oficial de su Majestad Don Alfonso XIII durante su viaje a Granada en 1904, retratando también a celebridades como Manuel de Falla, José Zorrilla y muchos otros personajes populares de la época que no dudaron en posar ante los objetivos de Rafael Garzón.
Rafael Garzón
Garzón se dedicaba al sector turístico creando su propio "souvenir" sobre las ciudades en las que se instalaba, como postales, estampas o incluso ofrecía la posibilidad de hacerse un retrato morisco en sus estudios fotográficos, donde se representaban vistas de ciudades como Granada, Sevilla o Córdoba. En córdoba se instaló en la llamada “Casa del Califa” en la plaza del Triunfo de Córdoba, esquina con Corregidor Luís de la Cerda, a unos 100 metros de donde tomó la imagen, cuya fachada sigue siendo totalmente reconocida por su peculiaridad.

Trasera de las fotos de R. Garzón en Córdoba



Es curioso que hace pocos meses estaba paseando por la zona y reparé en la singularidad de la fachada y la pena por el mal estado que se conserva actualmente. Quién podía imaginar que dicha casa había sido el estudio de un fotógrafo hasta ahora para mí totalmente desconocido y que una postal salida de allí hace muchos años iba a acabar siendo de mi propiedad.
Edificio donde estaba el estudio de R. Garzón en los años 20
En mi intento de recabar más información por varias webs de antigüedades y de algunos blogs como http://lacallejadelasflores.blogspot.com al final llegué a la conclusión de que la fotografía está tomada o por lo menos impresa y/o comercializada en 1910, ya que hay muchas más postales de rincones de Córdoba del mismo autor y la gran mayoría son de ese año, que coincide además con la estancia del autor en la ciudad califal.

Es por lo que me complace enormemente saber que tengo una pequeña joya, al menos para mí, con un siglo de vida y que ha podido pasar posiblemente por decenas de manos distintas y que al final han llegado a las mías, con el orgullo añadido de salir por el ojo, el encuadre y la inspiración de uno de los fotógrafos más importantes de la encrucijada formada entre los siglos XIX y XX.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Manuel Alexandre & "La dolce vita"

Después de cinco años desde su estreno en cines he vuelto a ver “Elsa & Fred” una de las últimas películas del recientemente fallecido Manuel Alexandre. La ocasión de ésta última era un merecidísimo homenaje a ese gran actor… en TVE como es lógico. Ese gran y querido actor que nos ha acompañado durante nuestras vidas en muchos e inolvidables recuerdos.


Quizás uno de los primeros trabajos que yo recuerdo de Manuel Alexandre, y supongo como la gran mayoría de mi generación, es como el profesor D. Matías en las películas del grupo infantil “Parchis” en los años 80. Luego, ya con el tiempo uno empieza a descubrir no sólo sus grandes películas, sino las grandes películas del cine español donde él, aunque fuera de actor de reparto, siempre estaba ahí como “Bienvenido Mr. Marshall”, “Calle Mayor”, “Calabuch”, “Plácido”, “Atraco a las 3”, “El bosque animado”. Con el tiempo y a medida se iba quedando solo en este mundo terrenal será recordado también por los más jóvenes como el protagonista absoluto de “Elsa & Fred”, “¿Y tú quién eres?” o las series de TV “Los ladrones van a la oficina” junto a algunos de los más grandes actores de la historia del cine español (Fernando Fernán Gómez, José Luís López Vázquez o Agustín González) o el último trabajo de su carrera “20-N: los últimos días de Franco”.



Manuel Alexandre es y será uno de los más grandes y queridos actores que permanecerá en nuestra memoria durante mucho tiempo por sus alegres ojos vivaces, su típica voz entrecortada, su indudable cara de buena persona, en definitiva de su entrañable imagen que no cabía ninguna duda sobre sus valores como profesional y como persona.


Trailer de "Elsa & Fred"

Mientras estaba viendo una escena en la película donde la magnífica actriz China Zorrilla, imita a Anita Ekberg en la Fontana de Trevi en la celebérrima película “La dolce vita”, cumpliendo así el mayor sueño de su personaje, me acordé de de que esta última la tenía en DVD (junto a un pack con otra de Fellini, “Ginger y Fred” (¡qué casualidad!). Así que al otro día decidí verla ya que es una de las grandes películas de todos los tiempos. No dudo de que los grandes críticos la cataloguen así, y de hecho así lo sea, pero yo no sé si es que la ví de madrugada o esa noche no estaba totalmente receptivo, pero vaya si se me hicieron largas las casi tres horas que dura la cinta de Fellini. Lo único destacable, a mi parecer, la gran presencia de Marcello Mastroianni y las distintas muestras sobre la díscola vida nocturna de la ciudad eterna en los años 50 y 60. Como alguien dijo una vez: -yo ya le he visto, ahora que la vea otro, -aunque algún día la revisaré supongo que pasará un buen tiempo hasta que se me olvide.


Maravillosa escena de "Elsa & Fred" en la Fontana de Trevi

Volviendo al maestro Alexandre, al finalizar la película “Elsa & Fred” uno se queda con la ansiada certeza de que la tercera edad no es sinónimo de desidia o indiferencia y de que todo está ya hecho, por suerte y de un tiempo para acá vivir los últimos años cuando ya parece que sólo quedaba recordar los momentos que se han vivido y disfrutado con los nietos, que también parece que nuestros mayores están reaccionando, están revolucionando sus vidas y para más júbilo, también casi sin darse cuenta, están cambiando la sociedad. Se puede sentir un amor, quizás mas grande que cualquiera en toda la vida, se puede disfrutar y aprovechar la vida como nunca antes se había hecho para sentir sensaciones que en las varias décadas vividas quizás no se han podido apreciar nunca y es que, como dice la película, nunca es tarde para vivir lo que no se ha vivido.

Esperemos que lleguemos a octogenarios con una salud física y mental adecuada para hacernos partícipes de la tan soñada edad dorada y que los varios males, como el Alzheimer, no se acuerden de nosotros. Es por lo que rescato unas emotivas palabras del hijo de Antonio Mercero (director de “¿Y tú quién eres?") durante la entrega del Goya de honor 2009 a su padre, aquejado de tan terrible sufrimiento, y es que lo único bueno que tiene esa enfermedad es que cada vez que su padre ve “Cantando bajo la lluvia”, su película favorita, es como si fuera la primera vez.

viernes, 22 de octubre de 2010

El poder del perro

Hace ya algún tiempo que las recomendaciones con respecto a los libros que había que leer, por uno de mis críticos de cabecera Carlos Boyero, llegaban siempre a “EL PODER DEL PERRO” de Don Winslow.
A últimos de este verano lo empecé, después de bastantes horas deleitándome tirado en la toalla de la playa y de algunas más después angustiándome,... hace ya algunos días que lo acabé.


La novela nos habla del mundo de la droga desde el punto de vista de los traficantes y de quienes les alientan, sustentan o persiguen implacablemente, situada en la frontera mejicana con Estados Unidos. Empieza en los años 70 con la operación Cóndor cuando los gobiernos de EEUU y México destruyen las plantaciones de heroína en México. Pero el problema no acaba aquí, ésto es sólo el principio, ya que sólo cambia de escenario y a partir de este momento México toma el papel de contrabandista, trayendo la droga desde América del Sur y Central para pasarla por la frontera estadounidense, con más de 3000 km y venderla en los Estados Unidos, el mayor consumidor de droga del mundo. Y todo esto desde el punto de vista de keller, el protagonista junto a Adán Barrera, amigos de la juventud. El primero un policía que su principal prioridad, después de que torturaran y asesinaran a un amigo y compañero de trabajo, es acabar con Adán y toda su familia, un clan de narcotraficantes de Sinaloa, México. Los otros personajes de la novela son un cura católico que lucha contra el narcotráfico pero con contacto muy cercano a la familia Barrera, una adolescente que la enseñan en el difícil arte del sexo hasta que llega a ser una prostituta de lujo, sicarios que van los domingos a misa, patrones de las distintos clanes de los cárteles, policías y políticos algunos corruptos y otros que arriesgan sus vidas e incluso llegan a sacrificarla por la de su familia, gobiernos que miran para otro lado, excombatientes que quieran huir pera ya no pueden... todo esto y mucho más es “El poder del perro”.

Es una novela repleta de datos reales y objetivos para entender mejor lo que ocurre en el tráfico de drogas entre Méjico y Estados Unidos en una historia que no elude los temas más espinosos, como el apoyo económico, el respaldo político y las facilidades conseguidas por los narcos por parte de algunos gobiernos, incluyendo el americano, a cambio de su colaboración en la lucha contra la extensión del comunismo en Latinoamérica.


Este libro nos recuerda muchas cosas que ya sabíamos y nos enseña algunas que ya habíamos olvidado o que no podíamos ni siquiera imaginar que pudieran suceder.
Casi todos los días vemos en televisión las matanzas de los cárteles de la droga en la luchas cruentas entre clanes, donde matar a alguien ya no es matar a una persona, es quitarte algo que te estorba en tu camino, donde ya ni se convierte en una simple anécdota,... pues este libro intenta explicarnos que es lo que ahí detrás y porqué sucede eso.


Si al ver esta imagen real has echado la vista para otro lado, quizás éste no sea tu libro, ya que no es para estómagos sensibles ni para mentes débiles y contiene escenas que permanecerán en la mente del lector durante mucho tiempo. A veces mientras estás leyendo alguna tortura o algún asesinato uno se dice: “eso no lo puede hacer, sería repugnante”. En el prólogo del libro nos cuenta la anécdota que el editor le dijo al autor que “esto es demasiado” a lo que el autor le respondió: “de acuerdo, yo pienso lo mismo, pero es la verdad”, ya que algunos pasajes son de una brutalidad y violencia extremas.


Se ha publicado algo sobre que la cadena estadounidense HBO va a ser una miniserie con el libro, eso sería estupendo pero mientras eso llega, os recomiendo “Traffic”, una película que aunque no refleja la crudeza del libro si ahonda bastante y muy bien en el tema que trata el libro y que está interpretada por Michael Douglas, Benicio del Toro, Don Chadley, Catherine Zeta-Jones y dirigida por Steven Soderbergh.




En definitiva, el libro nos habla de la eterna lucha de los hombres buenos contra los hombres malos, de la terna entre el bien y el mal, y como las mejores historias; y “El poder del perro” lo es,... por supuesto que lo es, siempre han tratado de eso, de esa misma vieja e interminable batalla, donde por desgracia no siempre ganan los que nosotros quisiéramos.

sábado, 9 de octubre de 2010

Espectáculo de U2

“Las mismas personas que lucharon por los derechos humanos en EEUU, las mismas personas que lucharon contra el apartheid en Sudáfrica, las mismas personas que lucharon por la paz en irlanda, …Nosotros somos esas personas, somos las mismas maravillosas personas que estamos aquí esta noche en 360º, puesto que nuestras voces fueron escuchadas, muchos millones más de nuestros hermanos y hermanas están vivos gracias al milagro de los fármacos contra el sida y contra la malaria. Llegarán a ser médicos, llegarán a ser enfermeras, llegarán a ser los científicos que resolverán los problemas de gran magnitud.. pero Dios hará que el viento sople a nuestro favor para lograr nuestros objetivos, si trabajamos conjuntamente como uno... UNO!!!”!

Éstas son las palabras de el que fuera arzobispo de Sudáfrica y premio Nobel de la paz en 1984, Desmond Tutu, pronunció para dar entrada a una de las canciones míticas de la banda y de la historia del Rock, de hecho la revista Rolling Stone la ha calificado como la 36 mejor canción de todos los tiempos,… y es que todas las 78000 personas que estábamos allí éramos... ONE!!!!!!




One

Un concierto de la banda irlandesa U2 que tocó el pasado 30 de septiembre de 2010 en el estadio olímpico de La Cartuja en Sevilla. La primera gran impresión que se queda uno es con la extraordinaria visión al entrar a las gradas y sorprenderte con el monumental escenario de 45,7 metros de altura (sobresaliendo por lo alto del estadio), una estructura metálica de 190 toneladas sujeta por cuatro soportes que le confieren un aspecto de araña y que hace parecer diminutos a los músicos y del que cuelga una pantalla de vídeo también circular y desplegable para ser visto desde todos los puntos del estadio y es que aunque haya sido fotografiado hasta la saciedad, los espectadores no pudimos sustraernos de la emoción que causa en directo su dimensión y a los efectos visuales y sonoros que ofrece. Un escenario circular con público en sus 360 grados donde Bono y sus compañeros podían pasar por unas pasarelas movibles por encima de los asistentes (zona VIP a 250 € el pase) que llegaban a todos los ángulos del estadio. Yo tenía entrada de grada por lo que se podía ver todo el escenario desde arriba, mucho mejor para disfrutarlo que desde pista donde seguro no se puede apreciar en toda su extensión las dimensiones del mismo.

Foto tomada desde mi asiento, antes del concierto

El concierto empezó con una de las más conocidas y románticas de la banda, "Beautiful day" para seguir tocando sus grandes clásicos y es que llevan más de 30 años tocando. Creo que no faltó ninguna de las mejores. Lo bueno que tiene la música de U2 es que abarca muchos matices para que le guste a muchos sectores de gustos y edades, desde el rock mas cañero hasta las baladas más románticas, junto a los mensajes reivindicativos tanto políticos como sociales que no paró de mandar durante el concierto, como en el caso de la canción "Walk on" donde rinden un homenaje a Aung San Suu Kyi (también premio nobel de la paz en 1991), prisionera de conciencia y Embajadora de Conciencia de Amnistía Internacional y en arresto domiciliario, al igual que el reciente Nobel de la Paz al activista chino Liu Xiaobo, o la estremecedora canción Miss Sarajevo que la banda tocó en su día junto a Pavarotti y que en esta ocasión el propio Bono se atrevió a sustituirle.

Bono en Sevilla, con su inconfundible indumentaria

En cada canción el escenario, con la iluminación y la pantalla circular extensible a veces y semitransparente otras iban cambiando para hacer cada tema único y diferente y donde algunos de los comentarios, los que estaban pactados de antemano, salía una traducción en español simultánea en la pantalla, para que todos entendíamos lo que decía como el discurso de Desmond Tutu o la presentación de los componentes del grupo asemejándolos a los jugadores de la roja, y es que como Bono había dicho: habíamos ganado el jodido mundial. Él se reservó a Sergio Ramos, un guiño a Sevilla.
Aunque en algunas ocasiones no hacia falta traducción, como cuando empezaron los acordes de un nuevo tema justo al acabar "City of blinding lights" (La ciudad de las luces cegadoras, BSO de la película “El diablo viste de Prada”) con: A short spanish lesson, with irish accent… uno, dos, tres,… catorce! - Estaba empezando uno de los momentos más esperado de la noche, estaba empezando la potentísima Vertigo




City of blinding lights + Vertigo (minuto 2.45"). Concierto gira U2 360º Tour, en París

Un concierto que duró 2 horas y que independientemente te guste más o menos la música de la banda irlandesa seguro que merece la pena ver y sentir por la grandiosidad del escenario, del juego de luces y de sonido. Dos horas que seguro tod@s l@s que hemos podido disfrutar del mismo no olvidaremos, y es que lo que vimos no era un concierto de una banda de rock, lo que vimos fue uno de los mayores espectáculos que se pueden disfrutar en la actualidad y que posiblemente no se haya hecho nada parecido hasta hoy.

jueves, 23 de septiembre de 2010

OTOÑO

Hoy, 23 de septiembre de 2010 ha vuelto a venir con el equinoccio de otoño, para quedarse unos meses, hasta el solsticio de invierno, siempre claro está desde el hemisferio norte. Ya ha pasado el verano y pronto llegará el invierno, pero ahora… a partir de hoy, ahora mismo estamos ya en OTOÑO.


Montalbán de Córdoba. Otoño: 23 de septiembre de 2010 (19.36h)

Una estación que tiene la fama de ser oscura y triste… aunque yo la definiría más bien gris y nostálgica, pero de una extraña belleza serena y espectacular. Es la que se lleva con los vientos y las lluvias los últimos coleteos del cálido verano y donde algunas plantas y árboles que no soportan los rigores del verano, salen a enseñar sus mejores galas.

Bellota en la subbética. Foto tomada el 2 de noviembre de 2008


Es por lo que quizás el otoño sea la musa perfecta para muchos artistas; pintores, músicos, cineastas, poetas…

OTOÑO de Giuseppe Arcimboldo (1573)


BALADA DE OTOÑO de Joan Manuel Serrat





HOJAS DE OTOÑO (AUTUMN LEAVES)

Con Joan Crowford y Cliff Robertson y dirigida por Robert Aldrich en 1956.

Sinopsis: Milicent es una mujer madura y solitaria que ha permanecido soltera por cuidar a su padre enfermo. En una ocasión conoce a un joven y apuesto que se interesa por ella, Bart. Está el problema de la diferencia de edad, pero la devoción de él es tan ardiente que terminan casándose. Pero poco después, Milicent empieza a descubrir extraños secretos del pasado de Bart, como el de que estuvo casado anteriormente. Los celos, la inseguridad y una posible enfermedad mental de Milicent puede hacer que su soñado matrimonio se rompa como una hoja seca de otoño.

Ésta es una película que ví hace ya muchos años, cuando todos los días echaban buen cine en tv, y que no he vuelto a ver. De ésas que te encuentras, te pones a ver sin tener ni idea de que va y te vas enganchando conforme van pasando los minutos, aunque es muy fácil hacerlo con Joan Crowford en el reparto. Cuando pensé en escribir esta entrada esta mañana, cuando casi todavía no había amanecido, fue la primera película que se me vino a la cabeza para comentarla. Por algo será.

Estación antigua de tren en Luque (Córdoba). Foto tomada el 13 de diciembre de 2009

IDA DE OTOÑO de Juan Ramón Jiménez

Por un camino de oro van los mirlos... ¿Adónde?

Por un camino de oro van las rosas... ¿Adónde?

Por un camino de oro voy...

¿Adónde, otoño? ¿Adónde, pájaros y flores?


viernes, 10 de septiembre de 2010

Huelva

Este año mis vacaciones han sido más cortas y más cercanas que los últimos años pero eso no deja de hacerlas para nada inolvidables. El lugar donde he estado ha sido por la zona de La Antilla, junto a Islantilla y a Lepe. En esta entrada contaré lo más destacado por si alguien en el futuro visita la Costa de la Luz.

Una de las visitas que hice fue a los Lugares Colombinos, visitando el Monasterio de La Rábida en la localidad de Palos de la Frontera. El Monasterio de la Rábida no es importante por la grandiosidad de su arquitectura, ni por su rico patrimonio artístico. Se trata de un pequeño convento franciscano de principios del S. XV, pero fue en este lugar donde entre sus muros se gestó el acontecimiento que cambiaría el rumbo de la Historia, el lugar donde Cristóbal Colón encontró el apoyo, el ánimo y la fundamental intermediación de los monjes ante los Reyes Católicos para emprender una de las más grandes epopeyas de la historia de la humanidad, un rumbo hacía lo desconocido dando lugar al descubrimiento de América. Es por lo que es inevitable sentir un ligero cosquilleo cuando uno intenta ponerse en la piel, mientras está pisando las mismas salas, de los que en aquellos tiempos estaban viviendo esa incertidumbre tan extraordinaria hacia una aventura tan misteriosa.

Fachada del Montasterio de La Rábida

En el monasterio destacar la iglesia gótico-mudéjar en la que se puede admirar la Virgen de los Milagros, del siglo XIV, delante de la cual oraron Colón y los marinos que realizaron la empresa descubridora antes de partir hacia su viaje, siendo además la única imagen de la virgen coronada por algún papa en España, fue por S.S. Juan Pablo II el 14 de junio de 1993.

A escaso un kilómetro del monasterio se encuentra una recreación exacta de las tres naves que acompañaron a Colón en su primer viaje al nuevo mundo. Las dos carabelas La Pinta y La Niña y la nao Santa María están enclavadas en un muelle en el río Tinto junto al encuentro con el Odiel y muy cercano a la desembocadura en el Atlántico.
La Pinta, la Niña y la Santa María en el puerto de Palos

Otra de mis escapadas fue al Parque Nacional de Doñana. Contratamos un servicio de camiones todo terreno para hacer una visita por la zona norte del Parque Nacional de Doñana, visitando cuatro de los ecosistemas más importantes de Doñana: el bosque, el matorral, la vera y la marisma con comienzo en la aldea de El Rocío y destino el centro de visitantes José Antonio Valverde, donde existe una de las colonias de aves más importantes de Doñana. Durante la visita que dura algo menos de 4 horas se puede observar por medio del guía la fauna y flora del parque, cruzando también una parte de la Raya Real, camino por el que acceden numerosas Hermandades a la Aldea de El Rocío durante su famosa Romería.
Al ser verano gran parte de las marismas estaban semisecas, ya que éstas son principalmente estacionales, por lo que no pudimos apreciar la gran variedad de fauna que en ellas cohabitan. Sólo vimos algunos pequeños mamíferos, caballos salvajes y gran variedad de aves, entre ellas las rapaces, pero ni rastro de los famosos linces, gamos, ciervos o jabalíes.
Vista del P.N. de Doñana


Me gustaría apuntar que la empresa con la que hicimos el recorrido se llama “Doñana Ecuestre”, pero creo que es más interesante la empresa “Cooperativa Andaluza Marismas del Rocío” ya que ésta última también visita las dunas y las playas y al mismo precio. Un precio de 26 €/persona, desorbitado desde mi punto de vista, pero que al ser la única manera de poder apreciar el interior del Parque Nacional más grande de España y uno de los espacios naturales más importantes de Europa y si se trata de una sola vez, quizás si merezca la pena.



Video promocional de "Doñana Ecuestre"

Si lo que se quiere disfrutar un poco de playa, además de las urbanas y excelentes playas de arena de La Antilla e Islantilla, os recomendaría la playa virgen de El Asperillo, también llamada “Cuesta Manelli”, a 13 km de Matalascañas dirección Mazagón, en pleno Parque Natural de Doñana. Se tiene que dejar el coche en un aparcamiento junto a la carretera y andar 1200 m a través de un sendero peatonal de madera que va serpenteando entre dunas y pinares.


Cuesta Manelli

Cuando llegas casi al final, desde un acantilado ves una magnífica vista de la playa y descubres que es una zona virgen totalmente aislada de cualquier edificación (a excepción de un pequeño chiringuito), casi desierta y utilizada por numerosos nudistas para poder disfrutar de un día de agua, sol, aire, naturaleza y sobre todo de una tranquilidad con un atardecer rojizo que cae sobre el océano que te relaja y te aleja tanto física como emocionalmente del resto del mundo con unas sensaciones difíciles de encontrar en cualquier otro momento o lugar.

Playa de El Asperillo, desde el acantilado
 
  Atardecer en Doñana
Ya por último, una última recomendación gastronómica: “Cervecería La Sureña”, en el Centro Comercial de Islantilla, en el paseo marítimo, con bebidas a euro y todas las raciones a 5 € en las que incluye gambas frescas de Huelva y jamón ibérico “5 Jotas” de Sánchez Romero Carvajal. Y es que posiblemente sea el jamón más bueno que he comido en mi vida y muy pocas veces uno tiene la ocasión de hartarse de tan excelente delicia.

Un placer para todos los sentidos.

domingo, 15 de agosto de 2010

DESPIERTA

Como ya dije en mi primera entrada y lo prometido es deuda, aqui les muestro otro de mis microrrelatos, el que escribí, resultando ganador, para el III Concurso de microrrelatos que "El Enjambre" organizó con motivo de la celebración del Día del Libro en el año 2009.


DESPIERTA

"Se despertó como siempre con los primeros rayos verdosos de la aurora boreal. Después de infinitas noches dormida volvía a sentir que sentía, a recordar que recordaba, a saber que volvía a ser un momento único, irrepetible… el increíble gozo de volver a apreciarlo, de compartir su soledad en ese paraíso de infinitos colores y fragancias que los envolvían. Nunca lo había visto galopar, siempre se acercaba sigiloso, tímido, nervioso como un enamorado embelesado hacia su compañera. Su reflejo inmaculado sobre las aguas tranquilas, su tacto de terciopelo blanco alrededor de sus grandes pupilas negras no pasaban inadvertidas ante su orgulloso y moldeado cuerno.

La magia del momento perdurará eternamente en su universo… en su tiempo."

Para los que ya siempre duermen.


Lo escribí pensando en alguien, espero que se haga realidad.

viernes, 6 de agosto de 2010

Cuentos de La Alhambra

Hace pocos días he releído uno de los libros que en su momento, allá por el año 2002, más me entusiasmó y que por motivo del Club de lectura he vuelto a leer, el libro es “CUENTOS DE LA ALHAMBRA” del escritor estadounidense Washington Irving.

 
Washington Irving nació en Manhattan, Nueva York en 1783. Debido a sus viajes por motivos de trabajo por el territorio español, Irving se fue identificando con la sociedad y la cultura de la España de esa época, llegando a ser uno de los primeros y más grandes hispanistas de todos los tiempos. En 1832 publicó “Cuentos de la Alhambra”. Entre sus libros destaca, a parte del tratado en esta entrada, “Libro de apuntes” (1820) en la que incluye uno de sus cuentos más famosos “La leyenda de Sleepy Hollow, la leyenda del jinete sin cabeza”, llevada al cine por Tim Burton en 1999 e interpretada por Johnny Depp.
Washington Irving
“Cuentos de la Alhambra” nos narra en un primer momento el viaje en 1829 del escritor desde Sevilla hasta Granada por los caminos y pueblos, conociendo a los lugareños que se iba encontrando durante su trayecto, ruta que en la actualidad es de interés turístico conocida como la ruta homónima del autor. En este primer capítulo del libro nos describe una rica y detallada crónica de la España rural de la primera mitad del siglo XIX, como si de un artículo de un periodista o una guía de viajes a través de la Andalucía rural de aquel tiempo. Como anécdota a destacar cuenta que en aquellos tiempos la gran mayoría del pueblo llano habían leído “Don Quijote de La Mancha”, cosa que me alegra profundamente saber que nuestros antepasados eran pobres e ignorantes pero ya sabían perfectamente las virtudes de uno de los mejores libros jamás escritos.
Una vez llegado a Granada descubre, aparte de la tan famosa picaresca española, que la gran mayoría de los habitantes de la ciudad, al igual que todos las gentes de la época, son pobres pero nobles, con orgullo y con una gran dignidad envidiable en nuestros tiempos.
Tuvo la gran suerte (hoy día impensable) de alojarse en algunas estancias de la misma Alhambra de Granada descubriendo la magia y el misterio de tan excepcional y singular monumento y plasmarlo en su libro. Conforme nos describe sus vivencias nos va relatando los numerosos cuentos y leyendas que las gentes del lugar contaban del boca a boca y que incluso creían. Algunas pueden que hayan ocurrido en realidad, otras pueden que sean pura fantasía, pero lo más importante es que son historias que hacen que uno disfrute, imagine y sueñe con otra época muy distinta a la que nos ha tocado vivir y que es muy bueno leerlas para sentirlas como cualquier príncipe moro, cualquier dama cautiva o cualquier joven cristiano enamorado.
Patio de los leones

Se puede decir que la gran mayoría de los casi veinte cuentos que el escritor relata en el libro tienen en común que sus personajes, todos moradores o visitadores de la Alhambra, buscan algo que no tienen y desean fervorosamente. Algunos tratan de algún tesoro escondido desde los tiempos de la Reconquista, como “La aventura del albañil” o “Leyenda del legado del moro”, supongo que para retratar las ansias de la gente humilde de aquella época de encontrar las riquezas y fortunas que hace no mucho tiempo se pudieron perder en tan trágicas batallas y en tan extraordinaria fortaleza.

 Sala de Abencerrajes

Otros cuentos tratan sobre la belleza del amor y la desazón del desamor, quizás éstos relatos sean los más conocidos y es por lo que se cataloga a “Cuentos de la Alhambra” como una obra cumbre del romanticismo. Estos cuentos nos hablan sobre la búsqueda de un amor imposible o prohibido entre distintas religiones o distintas clases sociales, todas dignas de las mil y una noches. Algunas de las que me gustaría dar a conocer son las de "Leyenda de las tres hermosas princesas” donde tres jóvenes princesas encerradas, en la torre que les da nombre, por su padre para que no se enamoraran; la “Leyenda de la Rosa de La Alhambra” en la que una joven toca el laúd de un antepasado siendo capaz con su melodía de curar al mismísimo rey de su melancolía; pero quizás el cuento que más me gusta es la “Leyenda del príncipe Ahmed al Kamel, o El peregrino de amor”, donde un joven se encuentra encerrado para que no pudiera nunca saber lo que es el amor, pero lo descubre irremediablemente con la ayuda de los pájaros que sobrevuelan su torre y que les guiará hasta una joven dama también prisionera.

He visitado varias veces La Alhambra y algunas más la ciudad de Granada y podría decir que de todas las ciudades que he visitado, y me faltan pocas por ver de todas las que realmente tengo ganas de conocer en España, es ésta quizás la que más me ha cautivado por muchos motivos: la belleza casi insuperable de La Alhambra y su Generalife, las callejuelas y vistas desde el Albaicín, el misterio de la Capilla Real donde están enterrados los Reyes Católicos y Juana la Loca, su horizonte coronado por las cumbres nevadas, el paseo por la Carrera del Darro hasta llegar hasta el Paseo de los tristes...

Torres de La Alhambra y Generalife


y es que muchas veces creo que no somos conscientes de la gran suerte que tenemos de vivir a dos horas de distancia de tan magníficos lugares .

Sería muy recomendable haber leído este libro antes de visitar La Alhambra, además por supuesto de conocer toda su historia, para poder apreciar y extraer todo el provecho posible a una de las visitas obligadas para cualquier persona que le guste no sólo el arte o la historia sino el que le guste ver y sentir algo realmente bello y único y es que como dijo Antonio Machado: “Todas las ciudades tienen su encanto, Granada el suyo y el de todas las demás”.

miércoles, 28 de julio de 2010

Leonor Watling & MARLANGO

“La organización del concierto "Música entre las flores" que esta noche iba a reunir en el Teatro de la Axerquía de Córdoba a Iván Ferreiro, Quique González y Marlango ha decidido suspender la actuación debido a las precipitaciones que se han registrado durante todo el día y que continúan en la capital” 19/04/2008

“La actriz y cantante Leonor Watling, ha llegado a San Sebastián luciendo sus siete meses de embarazo de 33 años, posando sonriente del brazo de su novio, el músico Jorge Drexler, de 43, para participar como jurado del Festival de Cine de San Sebastián. Debido a este llamamiento su grupo Marlango ha suspendido su concierto del 27 de septiembre en Córdoba dentro de las actividades del festival Eutopía08” 16/9/2008


Pasados más de dos años de la primera cancelación de los conciertos de MARLANGO en Córdoba por fin, el 8 de julio de 2010 en uno de los primeros conciertos del 30 festival de la guitarra que se celebra cada julio en Córdoba, pude asistir a un concierto de uno de mis grupos favoritos.

Media hora antes del concierto que empezaba a las 21.00h tuve la grata sorpresa de encontrarme en la puerta del Gran Teatro, donde se celebraba el concierto, a los tres integrantes del grupo Marlango: Leonor Watling (voz, ufff que voz!), Alejandro Pelayo (guitarra y teclados) y Óscar Ybarra (trompeta). Estuvimos un rato hablando con ellos les comentamos que era la tercera vez que comprábamos las entradas para verlos, cosa que ellos ni se acordaban de las anteriores cancelaciones y me asombró que Leonor me preguntara que qué era unos ruidos que salían de los árboles. Les expliqué lo que eran las chicharras que cuando hace mucho calor lanzan ese ruido tan característico, y es que estábamos a más de 35 ºC.


Con un escenario bastante sobrio, con un fondo negro y unos cables con luces de colores parecidas a una verbena de pueblo, destacaba como una mancha el vestido largo y rojo de Leonor. Alejandro se autoproclamó maestro de ceremonias con mucho humor y alusiones al calor de siesta que hacía, a las cancelaciones de los conciertos anteriores y como no... al mundial de fútbol que el día anterior nos habíamos clasificado para la final ganando a Alemania.

Gran Teatro de Córdoba

Las primeras canciones no calmaban el pequeño nerviosismo que disfrutaba oyendo las canciones que tantas veces había escuchado con un sonido muy bueno y con unos pequeños contoneos de cintura de Leonor en sus sugerentes bailes.


"It's all right" video dirigido por Isabel Coixet

Y es que Leonor además de buena cantante es una muy buena actriz. Es protagonista de algunos de los grandes éxitos del reciente cine español como “Mi vida sin mí” de Isabel Coixet, “Insconscientes” de Joaquín Oristrell, “Los crímenes de Oxford” de Álex de la Iglesia o una de mis películas favoritas de los últimos años “Hable con ella” de Pedro Almodóvar (quizás el director junto a Woody Allen y Clint Eastwood que con más ganas espero sus estrenos). Parte de esta película se rodó en la ciudad en la que trabajo, en Lucena, concretamente en el santuario de Nuestra Señora de Araceli. Film que destaca por la banda sonora del siempre genial Alberto Iglesias con un tema junto a Vicente Amigo y otro titulado “María Santísima de Araceli” pero si algo es realmente excepcional en el film es el guión original de Almodóvar que le valió un oscar en 2002, siendo también ganadora de un Globo de oro a la mejor película extranjera.


Trailer de "Hable con ella" de Pedro Almodóvar

Siguiendo con la música, hay bastante gente que me ha preguntado sobre el grupo y su música ya que nunca los ha escuchado. Es melodías y voz con mucho sentimiento, delicadeza, serenidad, melancolía y hermosura cantada en inglés con un ritmo entre el blues, el jazz y el rock. Me recuerda mucho a la música que se tocaba en los clubs de los años 40 y 50 en Nueva York y que por aquí no se suele escuchar mucho pero eso no quita de ser una música muy buena con un toque elegante que la hace inconfundible y que se puede escuchar todo su repertorio en la página oficial del grupo: www.marlango.net

Marlango en Córdoba

El concierto duró dos horas menos cuarto y aunque cantó algunos de sus temas mas conocidos, también le faltaron otros grandes como “Once upon a time” si hicieron un gran recorrido por los 4 discos que llevan desde su fundación en 2004.


"The long fall" de su último disco "Life in the tree house"


Un simple concierto de menos de dos horas que hace que una noche de jueves típica de verano, aunque no sea totalmente objetivo, se convierta en uno de los días que difícilmente se podrá olvidar. Unos momentos que se hicieron esperar durante largos meses pero al final mereció la pena la expectación creada por mí y así se lo hicimos saber a Alejandro y Óscar al reencontrarnos con ellos en la salida de artistas después del concierto. Seguro que no será la última.

lunes, 28 de junio de 2010

Una historia verdadera

Uno de los grandes placeres de la vida es hacer lo que a uno le apetezca. Intento cultivar estos grandes placeres de mi vida siempre que puedo e ir intercalándolos para no dejar ninguno mucho tiempo sin hacer. Algunos son muy diferentes entre sí, como por ejemplo hacer un viaje, leer un libro, salir hasta la mañana o quedarte todo el fin de semana sin parar de ver películas. Éste fue el caso del pasado fin de semana que como he tenido bastante tiempo libre he visto algunos de los más de 400 títulos que tengo en mi DVDteca particular. De todas las que he visto en estos tres días la que más me ha gustado y la que más me ha emocionado ha sido “UNA HISTORIA VERDADERA”.


“The Straight story” (1999) es una película del director David Lynch que para nada tiene que ver con las historias tan particulares que habitualmente cuenta en sus películas como “Terciopelo azul”, “Corazón salvaje”, “Mulholland Drive” o la mítica serie de TV “Twin Peaks”.

David Lynch

Cuenta con el protagonismo casi absoluto de Richard Farnsworth (actor sexagenario que murió pocos meses después del rodaje y que este papel le valió un gran reconocimiento público y una nominación al oscar), y un papel secundario para la gran Sissy Spacek (inolvidable como siempre, aunque siempre será recordada por la inquietante “Carrie”).

Richard Farnsworth y Sissy Spacek

“Una historia verdadera” narra un hecho real ocurrido en 1994 por Alvin Straight, un campesino viudo que a sus 73 años hizo unos 400 km, durante más de seis semanas, viajando a través del interior de los Estados Unidos montado en su cortacésped para poder despedirse de su hermano enfermo, con el que llevaba varios años sin hablarse.

Este año tenía pensado hacer el Camino de Santiago y debido a razones presupuestarias (la vida está llena de prioridades) he tenido que aplazarlo y al ver esta película he pensado que el viaje que hizo el protagonista es lo más parecido a esta ruta, ya que no es un viaje solo por la América profunda sino que es un viaje al interior de cada uno. Una excusa perfecta para poder ponerse en paz consigo mismo y redimir todas las deudas y faltas que guardamos en nuestro interior. Un camino de soledad, reflexión y meditación de todo lo importante que nos rodea y que algunas veces, demasiadas, no valoramos en su justa medida y cuando lo hacemos puede que sea demasiado tarde.

El personaje de Alvin, en un fotograma de la película

No se puede expresar algo tan profundo, emocionante, y conmovedor en una película tan sencilla, tierna y con tanta sensibilidad. Todo es magistral y perfecto como los diálogos: la conversación con la autostopista, con el cura y sobre todo con el viejo compañero veterano de guerra; la música: excepcional banda sonora melódica de Angelo Badalamenti; la fotografía: magníficos paisajes de cultivos bajo la luz del atardecer; los silencios y las miradas de ese personaje que ha vivido tanto y no sufrido menos.

Una película imprescindible que es una obra maestra que te atrapa el corazón, te lo estruja y no te lo suelta durante los 111 minutos de metraje, que te emociona y te hace pensar, pensar en todo y en nada, como le gustaba al viejo Alvin hacer con su hermano las largas noches de verano, mirando las estrellas.



Como sé que los que me leéis en este blog sois pocos pero muy cercanos os puedo dejar el DVD de la película, por supuesto al igual que todas las que tengo, para que la veáis y disfrutéis con ella, seguro que no os arrepentís.

jueves, 24 de junio de 2010

La ciudad de los prodigios

El cuarto libro que en el club de lectura al que pertenezco, y del que soy co-coordinador, nos hemos leído, después de “La sonrisa etrusca” de José Luís Sampedro, “La peste” de Albert Camus y “Señora de rojo sobre fondo gris” de Miguel Delibes, ha sido “LA CIUDAD DE LOS PRODIGIOS” (publicada en 1986) del escritor español Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943). El autor es también conocido por sus otros libros “La verdad sobre el caso Savolta”, “El misterio de la cripta embrujada”, “La aventura del tocador de señoras” o “El asombroso viaje de Pomponio Flato”, entre otros, aunque éste que nos ocupa sea el que más le ha dado a conocer y con el que ha obtenido un mayor número de premios y reconocimientos, como el premio Ciudad de Barcelona, el premio de la revista francesa “Lire” por mejor libro del año en 1987 y finalista en otros dos importantes certámenes en Europa.


“La ciudad de los prodigios” es una novela ambientada en la Barcelona que comprende la época que encuadra las dos exposiciones universales de la ciudad, entre 1888 y 1929 de la mano de un personaje singular, Onofre Bouvilla, que empezó de niño en una familia humilde. Se traslada a la capital para salir de la miseria y encuentra su primer trabajo repartiendo panfletos anarquistas, pero su inteligencia en un primer momento y su ambición y codicia después hacen que se convierta en el hombre más rico e influyente de España y uno de los más ricos del mundo, aunque para llegar a ese estatus tenga que recurrir a sus pocos escrúpulos, su falta de moral, formar parte de la mafia barcelonesa e incluso “quitarse” de en medio a aquel que de una manera u otra se le interponga en su camino hacia lo más alto.
Su historia durante estos casi 50 años está fuertemente influida, aparte de su gran amigo y súbdito Efrén Castells, por tres mujeres que por palabras de una pitonisa le presagiará que la primera le hará rico, la otra la encumbrará y la otra la hará feliz, aunque también le aventurará que la que le haga feliz le hará desgraciado, la que le encumbre le hará esclavo y la que le haga rico lo maldecirá.

Mi particular punto de vista de esta obra, que es literariamente una novela histórica pura y dura, y va cambiando con respecto vas leyendo las 544 páginas de que consta, ya que al principio el autor nos va contando las desventuras de un pequeño y pobre desgraciado en los barrios bajos de Barcelona, por lo que al principio sientes pena y compasión, cayéndote muy bien el personaje principal por sus miserias y sus ganas de sobrevivir pero conforme va subiendo en la escala social y ves que sus métodos no son los más adecuados, la visión sobre el personaje va cambiando, a peor, por lo que llegas sino a ir odiándolo, por lo menos hace que no te caiga especialmente bien. Quizás esto sea uno de los puntos fuertes del libro, ya que estamos acostumbrados a que nos retraten a personajes con buena moral o pobres personas con buenas intenciones, pero éste no es el caso.

Al ser la novela histórica mi tema literario favorito, la primera mitad del libro nos relata fielmente la situación social, política e histórica de la ciudad durante la construcción de la primera exposición universal de 1888 y me entusiasma los detalles de aquella época tan poco conocida, al menos para mí. Conforme se va leyendo la segunda parte del libro, los actos e historias van mucho más deprisa y con un menor grado de referencias, por lo que algunos pasajes van muy acelerados. Es como si quisiera contar muchas cosas en muy pocas páginas. Es por lo que a mi parecer que no sé si le faltan o le sobran páginas, o cuentas menos cosas y le das la importancia que se merecen o lo escribes con más detalles en un mayor número de hojas. Está claro que Eduardo Mendoza es uno de los grandes narradores contemporáneos, por lo que dudo mucho que esto sea un lapso del escritor, sino quizás que lo quiso escribir así y que cada uno saque sus propias conclusiones. Él simplemente las cita y que cada uno interprete lo que quiera, ya que da la impresión que el autor no toma partido en ningún momento, es como si fuera un mero periodista que cuenta lo que sucede, a excepción del victimismo catalanista que cita en más de un pasaje.

Como he dicho anteriormente la última parte del libro se va desinflando y hace que el lector no se involucre demasiado en los personajes, eso sí lo remata con un buen final que lo deja abierto con varias interpretaciones, a cual más diversa, entre los miembros del club de lectura.


Es por lo que para mí empezó con una buenísima novela, al final se queda en un libro notable que no me llega a enganchar como otras muchas de temática parecida si lo han hecho. Lo mejor sin duda es la recreación de la Ciudad Condal de aquella época y el enfoque y evolución del singular personaje. Este libro no es el típico best seller aunque si se lo podría recomendar a todos los lectores interesados en novela histórica y especialmente en esta parte de la historia de España.

Como anécdota contaros que una de los miembros de nuestro club de lectura vió en la firma de libros de la pasada feria del libro de Madrid a Eduardo Mendoza y le contó que en ese momento estábamos leyendo su libro para un club de lectura en Montalbán, cosa que le agradeció enormemente.

Por último quería también decir que hay una película, que todavía no he visto, basada en la novela homónima dirigida por Mario Camus en 1999 e interpretada por Olivier Martínez, Emma Suárez y el cantante “Loquillo”.


miércoles, 9 de junio de 2010

Senderismo en Iznájar

El último domingo de mayo quisimos cerrar la temporada de senderismo hasta que las temperaturas nos volviesen a dar un respiro, que aunque sabíamos que ya estábamos un poco “colados” en la primavera con unos grados más propios del verano, queríamos hacer una última escapada.
La ruta elegida es la que bordea por el lado izquierdo el pantano de Iznájar, saliendo desde la misma presa (en en T.M. de Cuevas de San Marcos, Málaga) hasta el puente Agromán situado en la parte baja del pueblo de Iznájar, ya en Córdoba.

Ruta de senderismo de 15 km alrededor del pantano de Iznájar
Un cartel
informativo al lado de la presa y al comienzo de la ruta nos indicaba que la distancia de la misma era de 12 km, así que un inconveniente era que al no ser circular teníamos que dejar 2 coches en la llegada del trazado para cuando llegáramos volvernos poder recoger un tercero que habíamos dejado en el inicio de ruta, ya que por unanimidad decidimos no hacer los 24 km de ida y vuelta del trazado. Durante el traslado de los coches nos dimos cuenta de que parecía que había algo más de 12 km, dato que confirmamos en la vuelta para el inicio de la ruta, y es que nuestro camino es mitad camino y mitad carretera estando todo completamente abierto al tráfico rodado. En realidad el trazado discurre por 15 km y con algunas pendientes, algunas muy pronunciadas, que nos alertó de que el camino no iba a ser tan llano y fácil como teníamos pensado en un primer momento.
Así que sobre las 9.40h comenzamos la ruta después de habernos asomado a la impresionante presa del pantano que tras las cuantiosas lluvias del invierno hacían que el nivel del mismo fuese de un inédito 100%.

El embalse de Iznájar es llamado el “Lago de Andalucía”. Está situado en el cauce medio del río Genil, ocupando tierras de las provincias de Córdoba, Málaga y Granada. Tiene 981 hectómetros cúbicos de capacidad (hay que tener en cuenta que 1hm3 = mil millones de litros), más de 100 kilómetros de orilla y 32 de longitud lo convierten en el mayor de Andalucía y tercero de España. Tiene una altitud de 380 metros sobre el nivel del mar y fue inaugurado el 6 de junio de 1.969. Pertenece a la Agencia Andaluza del Agua, quién se encarga de la gestión de sus recursos. Las aguas del embalse riegan y abastecen de agua potable a municipios como Écija (Sevilla) y los pueblos de la Campiña Sur Cordobesa.

Los primeros metros van por un camino que serpentea bajo altos álamos y eucaliptos alrededor de las aguas del pantano que al ir completamente lleno hace que sintamos el frescor a pocos metros. Durante la caminata la charla es animada pero el temor a la inminente subida de la temperatura y los tres kilómetros que nos hemos encontrado de más hacen que el paso sea más bien rápido que tranquilo.


Conforme vamos andando nos damos cuenta de que durante el camino hay poca sombra así que aprovechamos una pequeña arboleda para desayunar. Seguimos con la caminata y podemos apreciar que esta parte es quizás la más bonita ya que la cercanía al agua y el camino de zahorra hacen que el entorno sea más natural que el que nos queda por delante que es en carretera alquitranada.
Pocos metros antes de llegar al ecuador de la etapa, donde una señal nos indica 6 km para el inicio y otros 6 para la llegada aunque en realidad son algo más de 7 para cada lado, hay un mirador en el que se puede divisar casi la totalidad del pantano donde se puede observar perfectamente la playa de Valdearenas en el otro extremo y las reducidas islas que en otros tiempos de sequía se adivinan mucho más extensas.
Aquí aprovechamos para descansar unos minutos, echar unas fotos y reponer fuerzas ya que el calor ya lleva un buen rato acompañándonos y empezamos a estar un poco cansados, aunque todavía nos quede la mitad del trayecto.

Justo después del mirador se acaba el camino para empalmar con la carretera alquitranada a la misma vez que poco a poco nos vamos alejando de la orilla del pantano para adentrarnos en olivares atravesados por nuestra carretera. Sólo a veces alguna pequeña lengua del pantano se adentra en las zonas de olivar para alegrarnos la vista con el espectáculo de ver los olivos semisumergidos en las aguas buscando los pequeños riachuelos que buscan incansablemente el final de su trayecto en las tranquilas aguas almacenadas.
Con una temperatura que roza los 30ºC y sin sombra que nos cobijen el camino se hace cada vez más pesado y largo, gracias también a las numerosas cuestas que tenemos que subir.

Cada vez está más próximo nuestro destino y las ganas de llegar se ven culminadas con la última cuesta abajo divisando al fondo el puente de Agromán con todos los ojos tapados por el agua, pudiéndose ver solamente la carretera donde se encuentran nuestros coches.

Puente de Agromán al fondo bajo el pueblo de Iznájar
Poco antes de las 14.00h llegamos a nuestros coches caldeados, pero no mucho más que nosotros que debido al buen paso que llevamos durante todo el camino acabamos bastante antes de lo que teníamos pensado al saber que recorrimos los 15 km en prácticamente 4 horas.

Las ganas de hacer una última escapada antes de que llegue el verano hicieron que nos aventuráramos a salir un día más de senderismo, aunque quizás no fue la mejor elección por la poca sombra que el camino nos concede. Además no es una ruta especialmente bonita, sobre todo la segunda mitad, ya que al transcurrir por una carretera de olivar no nos ofrece las vistas o vegetación que por otras rutas si puedes encontrar fácilmente, aunque si es de destacar la primera parte con el mayor pantano de Andalucía prácticamente a nuestros pies. Eso sí, siempre con la satisfacción y alegría de haber recorrido durante una quincena de kilómetros una pequeña parte de la geografía del sur de nuestra provincia y haber disfrutado un domingo con la buena compañía de mis compañeros.